Piece Of Cake es una marca con estilo propio, joven, audaz y espontánea, dedicada al diseño y comercialización de indumentaria femenina. 

Se apropia del estilo más urbano de la moda en sus colecciones donde predominan los colores, que definieron el pop art de los años ‘80 y ’90.